Written by 6:47 PM OPINIÓN

Acuicultura: todo por hacerse en Argentina

acuicultura

La acuicultura es una actividad productiva, que parte del uso racional del agua para producir organismos vivos (peces, mariscos, algas y otros). Para el 2017 las estadísticas oficiales de FAO nos decían que la acuicultura ya provee del 50% de la producción de lo que se consume de estas proteínas,  siendo el otro 50% provisto por la actividad industrial extractiva.

¿Cuál es la realidad argentina? ¿Qué potencial tiene Argentina? A fines del 2015 se sancionó una nueva ley para el desarrollo de la acuicultura en la Argentina, con un decreto reglamentario publicado a principios de 2017. Esta ley y su reglamentación nos permiten decir que hoy podemos contar con una base legal para desarrollo de la actividad. En Argentina apenas se producen alrededor de 4000 tons bajo los distintos sistemas que se consideran acuicultura. Unas 1500-1800 toneladas de truchas y salmónidos en los lagos del sur y aproximadamente unas 2000 toneladas de Pacú en el norte (Misiones, Chaco, Formosa).

¿Qué significa esto en términos de producción? Si consideramos que en Argentina la pesca extractiva desembarca aproximadamente unas 700.000 toneladas de materia prima, entonces la acuicultura es muy baja. ¿Deberíamos apuntar al 50% de FAO? No necesariamente, pero no podemos dejar de ver que estamos muy lejos de dicho porcentaje y, siendo un país que posee el principal recurso necesario – AGUA – algo debiéramos enfocar de nuestros esfuerzos en desarrollar esta actividad.

En Argentina apenas se producen alrededor de 4000 tons bajo los distintos sistemas que se consideran acuicultura. Unas 1500-1800 toneladas de truchas y salmónidos en los lagos del sur y aproximadamente unas 2000 toneladas de Pacú en el norte (Misiones, Chaco, Formosa).

Ha habido avances en un proyecto en Chaco con Pacú en cuanto a volúmenes y tecnologías de producción. El Estado Nacional ha también avanzado en un acuerdo con noruegos (Innovation Norway) para realizar unos estudios en el Canal de Beagle para determinar la carga máxima (cantidad de piezas/mts cubico de agua)  y poder licitar los espacios para granjas de salmónidos. Ha habido irresponsabilidad en funcionarios en manifestar los volúmenes objetivos, dado que no tienen la información técnica que sustente dichos volúmenes y no tienen las consultas realizadas para validar la ejecución de los mismos.

¿Cómo estamos comparados con otros países? El principal productor mundial es China. Los volúmenes de producción no son comparables. Si bajamos a la región nos daremos cuenta de que estamos aún muy lejos. El principal productor de Latinoamérica es Chile, basado principalmente en salmones y luego otras especies (mitilidos-mejillones). Luego tenemos países como Brasil, Colombia, Peru, Ecuador y hasta Honduras/Nicaragua, todas naciones con producciones mayores a Argentina. En varios casos tienen ventajas comparativas,  el clima tropical ayuda en especies de alta demanda global. Aunque también hay especies de alto valor y demanda que podemos producir localmente.

¿Quiénes son potenciales productores? Cuando uno analiza quienes pueden desarrollar la actividad debemos evitar pensar en los industriales pesqueros, ellos no tienen interés ni intención. Son “Cazadores”.  Mentalmente deben tener la capacidad de pensar y gestionar la conversión de proteína (vegetal y animal) y convertirla en mas proteína animal, algo asi como un feedlot en el agua. Los avances tecnológicos abrirían una gran barrera que tiene hoy Argentina. Chile tiene la ventaja de los fiordos para la producción de salmónidos. Pero ya están desarrollando tecnologías para realizar maricultura en mares con características similares al nuestro, lo que nos permitiría hacer cultivos en mar abierto.

Mucho por hacer desde el Estado. Todo por hacer desde el sector privado. Un potencial negocio que no estamos viendo en Argentina, poniendo toda la presión en la pesca extractiva.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close