Written by 10:16 AM HOY, PORTADA

Amazon, la nueva obsesión de Trump

amazon trump

Este año el ranking de Forbes fue encabezado nada más y nada menos que por Jeff Bezos, el dueño de Amazon. En una semana en la que la guerra comercial pareciera ir encaminándose, al igual que el conflicto con Corea del Norte, el Presidente Donald Trump ha encontrado un nuevo enemigo. La sola mención de Trump ha hecho descender la acción un 3 por ciento por temor de los inversores a impuestos o represalias.

“He manifestado mi preocupación por Amazon mucho antes de las elecciones. A diferencia de otros, pagan pocos o ningún impuesto a los gobiernos estatales y locales, usan nuestro sistema postal como repartidor (lo que causa tremendas pérdidas para Estados Unidos) y están dejando fuera del negocio a muchos miles de minoristas”, ha dicho por Twitter. El encono de Trump por Amazon viene desde lejos, desde la campaña electoral en dónde acusó a Bezos, dueño del opositor Washington Post, de usar su diario para extorsionar a los políticos para que no le pongan cargas impositivas.

 

El caso Amazon ha desatado críticas en todo el mundo. Su modelo de negocio es bastante esquivo a pagar impuestos, lo que hace por ejemplo que pague menos de la mitad de impuesto que Wallmart – el principal empleado privado de Estados Unidos – y afecte y deje sin trabajo a millones de comerciantes bajando la recaudación impositiva de forma sustantiva en todo el mundo. Mientras el promedio de impuestos de una compañía federal promedio es del 35 % en el caso de Amazon sería de apenas el 13 %. Sin embargo la empresa comenzó ciertamente sin pagar el Impuesto al Valor Agregado, esto se debe a que cuando un envío estaba destinado a otro Estado no debía supuestamente pagarlo. La empresa se defiende diciendo que aquella ventaja corre para todo el mundo de la misma forma. En el último tiempo y a causa de la expansión de almacenes en todo el país Amazon ha dicho que va a empezar a recaudar ese impuesto. En el año 2017 las ventas en EE.UU. de Amazon llegaron a los 106.000 millones de dólares lo que ha de suponer un buen volumen de impuestos aunque no está del todo claro cuánto y cómo se han pagado.

En una semana en la que la guerra comercial pareciera ir encaminándose, al igual que el conflicto con Corea del Norte, el Presidente Donald Trump ha encontrado un nuevo enemigo. La sola mención de Trump ha hecho descender la acción un 3 por ciento por temor de los inversores a impuestos o represalias.

El uso logístico que Amazon hace del correo federal de Estados Unidos también ha generado varias polémicas. Al ser un servicio público y el volumen de envíos de Amazon tan grande recibe un precio bastante bajo y por tanto subsidiado. La empresa también responde que su acuerdo también está disponible para cualquier otra empresa que quiera utilizarlo y cumpla con sus condiciones de volumen. Por otro lado, el servicio postal de Estados Unidos, está experimentando algunas dificultades económicas debido a las complicaciones de pagar las jubilaciones de sus ex trabajadores. El Citibank hizo un estudio en el que sugiere la necesidad de aumentar el 50 % el costo de los envíos para enfrentar este déficit, que no responde a razones operativas – ni según Amazon a su culpa.

Por último, la cantidad de comercios minoristas desciende vertiginosamente debido a la incapacidad de competir en stock, impuestos y logística con el gigante del comercio que, a su vez, está desarrollando tecnologías como Amazon Go, que podrían afectar seriamente el empleo en el área del retail, la que más empleos genera en el mundo. La empresa, sin embargo reconoce el problema aunque no se siente el único responsable sino también a las grandes cadenas como Wallmart y otras plataformas de comercio electrónico que han modificado la forma de comprar. Incluso se anima a proponerse como un camino para que los pequeños comerciantes alcancen mercados más grandes.

Mientras el promedio de impuestos de una compañía federal promedio es del 35 % en el caso de Amazon sería de apenas el 13 %.

Como sea la pelea de Trump contra Amazon estalla en un momento en el que la compañía estaba pensando expandirse hacia el mercado publicitario, mercado muy convulsionado por la reciente situación de Facebook y las críticas a Google que parecen crecer en el debate público norteamericano. Teniendo en cuenta cómo le ha ido a Trump en sus últimas peleas con Apple, Bezos debería ir pensando en pagar más impuestos.

 

(Visited 16 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close