Written by 9:02 AM HOY, PORTADA

California apuesta a tener 100 % energía limpia antes del 2045

energía limpia

SB-100 es el nombre de la Ley impulsada por el gobernador Jerry Brown que estipula que para el 2045 el Estado de California debería alimentar su red eléctrica exclusivamente con energía limpia. Esto haría que California cumpla los Acuerdos de París sobre cambio climático. La decisión es la contracara de la decisión del presidente Donald Trump, quién decidió eliminar a Estados Unidos de los acuerdos de París y de los que saldrá – efectivamente – en el 2020 que es cuando entra en vigencia para reemplazar el Protocolo de Kyoto.

El acuerdo de París se firmó para acordar entre todos los países la reducción significativa de los gases del efecto invernadero a través de medidas muy concretas y menos declarativas que el acuerdo de Kyoto. Lo relevante es que había sido firmado por unos 95 países y la Unión Europea que emitían el 55 por ciento de los gases de efecto invernadero del mundo, incluso China – que emite el 33 por ciento de gases mundiales – era parte del acuerdo. En ese sentido Trump siguió la línea de Rusia, que también rechazó ser parte y de esta forma los dos países, que emiten el 20 por ciento de los gases, quedaron afuera.

California es un país en sí mismo. No sólo es el Estado norteamericano más poblado, sino que si medimos su economía separada de Estados Unidos sería la décima economía mundial. Su liderazgo mundial en materia de producción de alimentos (Valle Central), de entretenimiento (Hollywood) y sobretodo de innovación y tecnología (Silicon Valley) lo vuelve un actor decisivo a nivel mundial. Este estado ha sufrido en carne propia los efectos demoledores del cambio climático, ha experimentado durísimas sequías – que perjudicaron su producción agrícola – y grandes incendios. El senador Kevin León, impulsor de esta iniciativa ha dicho con claridad que: “La ley va a mandar un mensaje duro y directo a Washington y al resto del mundo para reducir los contaminantes que están afectando a nuestros hijos y a todo el planeta”, en una dura alusión a Donald Trump a poco tiempo de las elecciones legislativas. Ya se sabe que California es el estado más repulsivo hacia Donald Trump y dónde probablemente los republicanos pierdan la elección cómodamente.

La decisión es la contracara de la decisión del presidente Donald Trump, quién decidió eliminar a Estados Unidos de los acuerdos de París y de los que saldrá – efectivamente – en el 2020 que es cuando entra en vigencia para reemplazar el Protocolo de Kyoto.

La ley propone avanzar gradualmente poniendo el plazo del 50 % para el 2016 – ya cumplido – un 60 % para el 2030 y un 100 % para el 2045. Si es preciso aclarar que la ley estipula al menos un 60 % de energías renovables – eólica, solar, geotérmica e hidroeléctrica a pequeña escala- y hasta un 40 % restante que si bien deben ser limpias no deben ser estrictamente renovables como la energía nuclear, las grandes hidroeléctricas o plantas de gas que capturen y almacenen el dióxido de carbono en ciclos combinados.

Hay otros países del mundo que están avanzando en esta dirección como vimos hace poco en el acuerdo entre el gobierno de Samoa y Elon Musk y que propone que la isla use en 6 años sólo energía renovable. Hay otros 4 países pequeños que han conseguido este año consolidar su consumo energético basándolo en energías renovables: Costa Rica,Lesoto e Islandia, este último con energía geotérmica de sus propios volcanes y nada más y nada menos que Uruguay. El país oriental ha estado invirtiendo el 3 por ciento de su PBI en un ambicioso plan para cambiar su matriz energética y ya consiguió 24 horas de generación de energía limpia. Todavía la distribución y el almacenamiento de la energía – como en el caso de Samoa – le representa un desafío, lo mismo que la generación irregular de los molinos eólicos, pero es probable que muy pronto pueda estabilizar estos problemas y transformarse en un ejemplo a nivel mundial.

El senador Kevin León, impulsor de esta iniciativa ha dicho con claridad que: “La ley va a mandar un mensaje duro y directo a Washington y al resto del mundo para reducir los contaminantes que están afectando a nuestros hijos y a todo el planeta”, en una dura alusión a Donald Trump a poco tiempo de las elecciones legislativas.

En términos de cantidad de wats generados los países que lideran el ranking son: China, la Unión Europea, Estados Unidos, Brasil y Canadá. Por supuesto, el volumen de su consumo energético total los sitúa a todos bastante lejos de alcanzar el desafío que California se ha autoimpuesto, ojalá su ejemplo sirva para promover aún más un debate esencial para la subsistencia del planeta.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close