Written by 6:54 PM HOY, OPINIÓN

Artistas cubanos en contra el Decreto 349

decreto 349

Durante más de cinco meses un grupo – que ha crecido en número paulatinamente – de artistas, curadores e intelectuales cubanos y extranjeros, ha formado parte de una campaña sin precedentes, por la derogación de un decreto, el 349. Firmado por el actual presidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz Canel,  el 20 de abril de 2018, la existencia de este decreto pone en evidencia la total desconexión del gobierno cubano para con sus ciudadanxs. 

No solo porque le da la espalda a una realidad apabullante: lxs artistas y promotores han creado sus propias dinámicas de trabajo ante la crisis de las instituciones oficiales; el descubrimiento de nuevas plataformas para la autopromoción y la comercialización; pero también, ante la total indiferencia frente a una ideología gubernamental ya caducada. 

Según las justificaciones del Estado, la aparición de este decreto se debe a un pedido que durante muchos años ha hecho lxs intelectuales en debates y asambleas oficiales. 

¿Es creíble que lxs artistas hayan pedido que se les censure o criminalice por su labor? No. Ni en la sociedad más enajenada. Y se hace más inverosímil este argumento cuando son las y los propios creadores los que han llevado su inconformidad con respecto a este decreto, a los más altos niveles. 

La campaña se inició el 21 de julio de 2018, con un performance frente al Capitolio de La Habana, sede de la Asamblea del Poder Popular. Luis Manuel Otero Alcántara, Amaury Pacheco, Iris Ruiz, Soandry del Río, y yo, nos organizamos en pro de una protesta pacífica. 

Luis tenía la idea de cubrir su cuerpo de excremento humano y andar con un cartel donde se leyera “Arte Libre”, “No Al decreto 349”, pero ante su inmediata y violenta detención, hubo que improvisar y por intuición, asumí la realización del performance.  Luego, de este gesto, el decreto llegó a los oídos de cada cubano, despertando la solidaridad de la mayoría, y contribuyendo a que muchos se sumaran a la lucha por derechos culturales inclusivos y por la libertad de expresión. 

Durante este tiempo se han presentado quejas formales a la Fiscalía General de la República, al Ministerio de Cultura y a otras instituciones; se han realizado conciertos en espacios independientes (“Sin Permiso de la 349”), se han elaborado galería de imágenes para las redes sociales (destacan las de Amaury Pacheco y las de Nonardo Perea), se han realizado Festivales de Cine (“Celuloide Quemao”), debates públicos, recitales de poesía, firmas de manifiestos (el de “San Isidro”), peregrinaciones, hasta encuentros deportivos (“La plástica cubana se dedica al fútbol”). Sin embargo, el gobierno no ha cedido al diálogo abierto que todxs lxs involucradoxs en la campaña hemos exigido, pese a las distintas posiciones políticas y estéticas existentes dentro del movimiento. 

En estos momentos, el Ministerio de Cultura redacta las normas complementarias del decreto 349 donde supuestamente se debe especificar el rango de acción de esta ley. Pero lo que sí es seguro es que este decreto, redactado de manera ambigua, ignorando las discusiones más elementales alrededor de temas tan peliagudos como son el arte,  la vulgaridad, o “el normal desarrollo de una sociedad en materia cultural” violenta directamente a toda la producción cultural de la isla.  

Por nuestra parte seguiremos en campaña pues ya lo decíamos en otro texto promocional: 

“Porque tenemos la creencia en las posibilidades transformadoras del arte es que luchamos por su emancipación. Ningún gobierno puede dictar cuales serán los caminos y principios del arte y sus gestores”

(Visited 3 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , Last modified: 4 julio, 2019
Close