Written by 8:07 PM HOY, PORTADA

El ganado contamina: ya contribuye más al calentamiento global que el transporte

ganado

Un vaso de leche. Una sola vaca produce por día la misma contaminación que un auto que recorre 50 kilómetros. En Uruguay por ejemplo, el sector agropecuario genera 91 por ciento de las emisiones nacionales de metano. En la Argentina es responsable de 44 por ciento de la producción de gases invernadero. 

El mundo entero come más carne día a día. Estados Unidos, Canadá y Europa mantienen niveles de consumo muy  altos y poco a poco el resto del planeta – fundamentalmente impulsado por China – está llegando al nivel de consumo del primer mundo. Está previsto que la producción mundial de carne aumente hasta llegar a los 465 millones de toneladas en 2050, y que la producción lechera aumente a 1.043 millones de toneladas.

En la Argentina es responsable de 44 por ciento de la producción de gases invernadero.

En estos últimos diez años las tasas de metano han aumentado significativamente, sobretodo si la comparamos con los datos existentes para el período de entre los años 2000 a 2006. Las emisiones de metano por digestión aumentaron casi el 10 por ciento y las relacionadas con los excrementos un significativo 36 %. 

Está previsto que la producción mundial de carne se aumente hasta llegar a los 465 millones de toneladas en 2050, y que la producción lechera aumente a 1.043 millones de toneladas.

Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero -el 18 por ciento en el 2016 del total, (medidos en su equivalente en dióxido de carbono) que el sector del transporte. El gas metano contamina la atmósfera 23 veces más que el Dióxido de Carbono (CO2), el gas más criminalizado por su uso industrial y el sector transportes, las nuevas emisiones están preocupando a la FAO y a muchas instituciones ambientalistas.

Algunas de las soluciones posibles a este problema consiste en utilizar los llamados inhibidores de la nitrificación, sustancias químicas añadidas a fertilizantes nitrogenados o aplicarlas directamente en el suelo, que inhiben a las bacterias, causantes parciales de ese proceso microbiano, y lo vuelven más lento. La otra alternativa con la que ya se está trabajando fuertemente – sobretodo en porcinos – consiste en utilizar esos gases para la generación de energía eléctrica a través de plantas específicamente diseñadas para eso.

 

 

(Visited 3 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close