Written by 12:05 PM OPINIÓN

El rol central de la sociedad civil en la década de la revolución tecnológica

Sociedad Civil y tecnología

El proceso de revolución digital de la década pasada, que llevó las pantallas e Internet a nuestros bolsillos, transformó la información que compartimos en Big Data y puso nuestra privacidad en manos de las corporaciones a través de las redes sociales ha encontrado en la pandemia global del 2020 la tormenta perfecta para acelerar el proceso de revolución digital que transformará por completo nuestras vidas en la década que recién comienza.

Frente a ese cambio multidimensional, que reemplaza la actividad humana en áreas clave de la economía y deja atrás el modelo de negocios del siglo XX (basado en el cliente y el producto) para centrarse en un nuevo modelo (basado en el usuario y el acceso a los bienes –materiales y virtuales-), tanto las empresas como los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil se enfrentan a una verdadera crisis en movimiento. Vitales aún para organizar los asuntos humanos, no encuentran, sin embargo, el nuevo orden que los cambios exponenciales le exigen. Ya no se trata, como en la primera década del siglo XXI, de saber si debemos estar en contra o a favor de la globalización: la pregunta, hoy, es de qué modo enfrentarla para que las organizaciones de la sociedad no sucumban por completo frente al proceso.

Cuando analizamos, años atrás, la irrupción de Trump en la escena política norteamericana y su desafío al establishment del progresismo liberal prevalente no sólo en el partido demócrata sino también en su propio partido, quedó bien claro que la crisis de representatividad era evidente en el sistema político del primus inter pares de las democracias occidentales. Pero de un modo quizá menos evidente, la crisis producida por los cambios exponenciales que impulsan la globalización ya se manifiesta en todas partes. No se salva ningún aspecto relevante de las relaciones humanas: la crisis se manifiesta en el manejo de la pandemia por parte de la OMS y la Unión Europea, en el ascenso del régimen chino y las primeras alianzas de cooperación militar en Occidente para hacer frente a su influjo en el Pacífico (AUKUS, QUAD), en las dudas sobre la economía mundial y en las monedas nacionales frente a la irrupción de las criptomonedas y los nuevos métodos de pago, en la transparencia de las corporaciones que monopolizan nuestros datos en redes sociales (Facebook, TikTok, Twitter, etc.), en las dificultades para regular las transacciones comerciales y en el flujo de dinero en un mundo globalizado (Pandora Papers) o en las discusiones sobre la transformación energética frente al impacto ambiental de la actividad humana.

El problema ya era evidente aunque no estuviera en la agenda de los gobiernos liberales de los años 90. La esfera del Mercado parecía gobernar el mundo impulsada por los fanáticos de la ortodoxia neoliberal de aquellos años y la frase de Clinton (“es la economía, estúpido”) parecía el leit-motiv que abría las puertas al fin de la historia, a la desaparición de la política y a una prosperidad sin límites, pero la sociedad civil, que en rigor constituye el verdadero tejido de las relaciones humanas en el proceso globalizador vigente, ya empezaba a buscar nuevos modos de organizar los problemas que planteaba la aldea global en su relación con las distintas culturas, aquello que Huntington, no sin cierto pesimismo, consideraba un “choque de civilizaciones”.

Fue precisamente durante ese optimismo neoliberal de los 90 que se comienza a hablar de la diplomacia ciudadana. La globalización comenzaba a conectar hasta las zonas más remotas y retrasadas del planeta y la sociedad civil comenzaba a empujar con su propia agenda, por afuera de los canales diplomáticos tradicionales, para constituir las entidades que hoy rigen el funcionamiento de las relaciones internacionales, tanto en los organismos multilaterales como en la agenda internacional y en la política exterior. El ciudadano global ya forma parte de la discusión a través de redes no gubernamentales y es un agente decisivo en la toma de decisiones de los gobiernos mediante la presión de los lobbies, de los informes alternativos (“informes sombra”), del litigio internacional, de las campañas a través de redes sociales que visibilizan y posicionan nuevos temas en la agenda global. Lo local y lo global ya no se articula ni puede ser articulado exclusivamente por los canales de la diplomacia formal: la sociedad civil, a través de una miríada de nuevos canales de negociación, encuentra su camino para articular de modo espontáneo la cantidad extraordinaria de nuevos desafíos que plantea el mundo globalizado.

Se ha discutido mucho sobre esta crisis de representatividad en las formas de liderazgo tradicional, y tanto el Brexit como el ascenso de Trump (2016-2020) son una primera muestra de esa búsqueda en los nuevos actores de la sociedad civil a escala global, que ponen de manifiesto su descontento frente a la inacción de los viejos dirigentes ante la precarización del trabajo, la inmigración descontrolada, la amenaza del terrorismo y otros asuntos que merecen atención inmediata, nuevos foros de participación, convenciones y espacios de consulta. La labor de los estados nacionales así como de los canales formales que organizan las relaciones internacionales no está en duda: tanto lo público como lo privado se potencian en la acción conjunta. El desafío para los próximos años estará en potenciar el diálogo en función de esta transición hacia nuevas formas de liderazgo, de organización ciudadana y de democracia participativa.

No es ingenuo plantear, en las actuales circunstancias, que todos somos gestores del paradigma que estará en vigencia en los próximos años. Los Estados, que son y serán los principales actores en el actual proceso de globalización, ya no agotan las formas de articulación necesarias para gestionar los problemas de un mundo cada vez más complejo no como problemas específicos entre gobiernos sino más bien como problemas de interés público.

Fernando León
(Visited 34 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , , , , Last modified: 11 octubre, 2021
Close