Written by 6:56 PM CULTURA, PORTADA

Mashrou Leila, la banda de rock gay que escandaliza el Líbano

Mashrou Leila

La banda de rock Mashrou Leila cumplió diez años de existencia y pensaba celebrarlo tocando en el festival Biblos, el más popular en El Líbano y que sucede todos los años en época de verano. Sin embargo los organizadores decidieron suspender su participación – a causa del escrache que grupos religiosos hicieron de la banda en las redes sociales – escudándose en evitar un baño de sangre. Sucede que su cantante, Hamed Sinno es una de las pocas personas abiertamente gays en todo el país y el grupo ha tratado habitualmente el tema en sus canciones. Su canción Fasateen (“Huele a Jazmín”, en español) por caso habla de un chico que quiere presentar a sus padres a su novia y no se anima, precisamente porque su novia es un chico.

 

El éxito de Mashrou Leila los ha llevado a ser por lejos la banda más conocida de El Líbano fuera de su país. De hecho hoy el grupo holandés Within Temptation que iba a participar del festival anunció que suspende su participación con un comunicado que mezcla ironía y un fuerte respaldo a sus colegas: “Dado que las autoridades libanesas son incapaces de garantizar la seguridad a los artistas en una atmósfera de paz, decidimos anular nuestro concierto en Biblos en solidaridad con Mashrou’Leila y con el objetivo de apoyar la tolerancia y la libertad de expresión”, afirmaron.

Su canción Fasateen (“Huele a Jazmín”, en español) por caso habla de un chico que quiere presentar a sus padres a su novia y no se anima, precisamente porque su novia es un chico.

Organizaciones internacionales como Amnistía y Humans Right Watch han llamado la atención sobre esta situación en estos días. El tema de la homosexualidad en unos 71 países aunque especialmente en los países árabes sigue siendo un tremendo problema. En El Líbano la homosexualidad es castigada hasta con un año de prisión. En el código penal irání la sodomía está castigada con la pena de muerte según el artículo 233 del capítulo 2, “El livat (sodomía) será castigado con la pena de muerte para la parte pasiva (receptiva)”. En Sudán la primera vez que una persona es encontrada teniendo relaciones homosexuales el castigo equivale a 100 latigazos, si es encontrado por tercera vez la pena de muerte es una alternativa posible a administrarle. En Yemén también se castiga con pena de muerte al igual que en Mauritania, del mismo modo Nigeria y Somalia tienen zonas en las que también se aplica lo mismo.

 

(Visited 67 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , Last modified: 6 agosto, 2019
Close