Written by 3:49 PM HOY, PORTADA

Por un año, New York le pone límites a licencias Uber

licencias uber

La semana pasada sorprendió a todo el mundo la decisión del Alcalde de New York de limitar el otorgamiento de licencias Uber y Lyft – la otra popular aplicación de viajes – por un año a excepción de los automóviles que fueran compatibles con sillas de ruedas. Hasta ahora la ciudad de la gran manzana había sido una de las más importantes mecas de actividad para la aplicación.

La decisión fue largamente meditada y estudiada. La principal razón ya había sido esbozada por un estudio realizado el año pasado por el Instituto de Estudios del Transporte de la Universidad de California en el que se concluyó que en lugar de reducir el tráfico, Uber estaba aumentándolo. Sucede que sus usuarios reconocieron estar usando un 6 % menos el transporte público y por lo tanto contribuyendo aún más al tráfico. Lo que sucede es que al hacer más accesible la posibilidad de viajar en auto hay gente que prefiere ese viaje directo en lugar de hacer transbordos y tardar más tiempo en el transporte público. El estudio encestó a mas de 4000 personas de San Diego, New York, Boston, Chicago, Los Ángeles, Seattle y Washington DC.

El desafío que las ciudades tienen por delante es administrar globalmente el servicio de transporte y no la preferencia individual de las personas. En ese sentido las mismas aplicaciones han lanzado los servicios colectivos como UberPool, que consiste en compartir viaje con otras personas. Aún así, esta solución no pareciera ser definitiva sino de muy poca dimensión.

La principal razón ya había sido esbozada por un estudio realizado el año pasado por el Instituto de Estudios del Transporte de la Universidad de California en el que se concluyó que en lugar de reducir el tráfico, Uber estaba aumentándolo. Sucede que sus usuarios reconocieron estar usando un 6 % menos el transporte público y por lo tanto contribuyendo aún más al tráfico.

New York ha decidido suspender el otorgamiento de licencias para autos de este tipo por un año. Recordemos que en la ciudad de la gran manzana sólo hacía falta habilitar el auto para poder dar el servicio, van a evaluar durante este año un tipo de regulación más estricta o al menos más ordenada. La idea de Ciudad Inteligente – Smart Cities – que se discute a nivel mundial involucra de forma fehaciente los datos, la Inteligencia Artificial y el Machine Learning para hacer mejor los movimientos de las ciudades.

Está claro que el sistema de transporte de licencias sobre el que funcionan los taxis está prácticamente perimido. Un monopolio sin ningún criterio más que el de una corporación que paga un monto por una licencia y cuyo acceso no es ni remotamente transparente, cuyo ejercicio es riesgoso – hay altísimos riesgos de seguridad documentados -, un servicio por demás precario sin estándares de calidad suficientes. En ese sentido las aplicaciones han sabido regular su servicio mucho mejor que los Entes encargados de hacerlo en las ciudades.

La idea de Ciudad Inteligente – Smart Cities – que se discute a nivel mundial involucra de forma fehaciente los datos, la Inteligencia Artificial y el Machine Learning para hacer mejor los movimientos de las ciudades.

Otro de los puntos destacados de la propuesta es la idea de fijar un salario mínimo a todos los conductores de Uber que cumplan determinadas cantidades de horas. Una de las cuestiones más discutidas en esta nueva época de relaciones laborales es la fragilidad que los “socios” o “proveedores de servicios” – nombre que las aplicaciones usan para definir sus trabajadores – no tienen ninguna potestad a la hora de definir el valor de su trabajo sino que eso lo decide la aplicación sobre la base de un algoritmo que casi ninguna persona de la empresa puede definir o explicar con claridad y si se niegan a hacerlo por ese monto, sus calificaciones negativas crecen por lo que obtienen peores viajes en el futuro. Una forma de proteger a los ya desprotegidos trabajadores cuentapropistas puede ser legislar este nuevo tipo de relaciones laborales, en Colombia el senador Rodrigo Lara Bonilla presentó un proyecto que no tiene aún tratamiento pero que regula la economía colaborativa y define a sus trabajadores como “Trabajador Autónomo con Dependencia Económica”. También está claro que es imprescindible que la política encuentra nuevos caminos fiscales para enfrentar un nuevo orden laboral que pareciera haber llegado para quedarse.

 

(Visited 14 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close