Written by 9:16 PM OPINIÓN

¿Se viene una nueva Guerra fría?

nueva guerra fria

El astuto Vladimir Putin evitó ayer una retórica inflamada a la hora de festejar su triunfo en las urnas. No es para menos: todo Occidente se ha unido este fin de semana para declarar públicamente como inaceptable el comportamiento del gobierno ruso.

En esta decisión de responder con firmeza a Putin, reelegido ayer por más de el 70 por ciento de los votos, ha pesado la intromisión que se le atribuye en las elecciones que permitieron el triunfo de Donald Trump en 2016, y una supuesta intromisión posterior en las de Francia, donde Moscú jugaba todas sus fichas a Marine Le Pen, en un aparente afán por dividir a los adversarios occidentales, o, en este caso, apoyar a candidatos que facilitasen las divisiones en el seno de esas naciones.

La gota que colmó el vaso fue, sin dudas, el asesinato de un ex agente ruso en la ciudad de Londres, del que May no dudó desde un principio en responsabilizar al Kremlin. Pero en un análisis de mayor realismo político las verdaderas razones de la hostilidad hacia Putin tienen sin duda una relación directa con su agresiva estrategia al mejor estilo de la Guerra Fría: recalentar la carrera armamentista con el anuncio de que Rusia cuenta con nuevo armamento.

La reacción de Trump no se hizo esperar: Estados Unidos no sólo apoyó el duro mensaje de su aliado, el Reino Unido, sobre las acciones de Moscú en suelo londinense, sino que anunció además la primera serie de sanciones que, según afirma la Casa Blanca, son sólo el primer paso en una larga serie. También hubo alarma -y declaraciones- tanto en Alemania como en los altos mandos de la OTAN, que consideran los últimos gestos, palabras y acciones de Moscú como extremadamente agresivas. De más está decir que Vladimir Putin, fiel a su estilo, niega todas y cada una de las acusaciones.

En un análisis de mayor realismo político las verdaderas razones de la hostilidad hacia Putin tienen sin duda una relación directa con su agresiva estrategia al mejor estilo de la Guerra Fría: recalentar la carrera armamentista con el anuncio de que Rusia cuenta con nuevo armamento.

La figura de Putin seguramente permanecerá en el centro de la escena mundial: a su reelección se suman los preparativos para la Copa Mundial que en poco más de dos meses tendrá lugar en Rusia, y no hay dudas de que el líder de la federación rusa sabrá hallar el rédito político de semejante protagonismo global.

La pregunta, por el momento, es la siguiente: ¿se reeditará una especie de nueva Guerra Fría en pleno siglo XXI, aunque sea de baja intensidad? ¿Hasta dónde puede llegar este juego de sanciones recíprocas en un mundo hiperconectado, donde los acuerdos comerciales ya son -a diferencia del siglo pasado- un asunto de primera necesidad para todos, especialmente para Europa y Rusia, unidas por un pragmatismo de acuerdos comerciales de suma importancia para ambos? (No olvidemos que buena parte de la matriz energética europea descansa en la abundante disponibilidad de recursos del país oriental). Dicho de otro modo: ¿Vuelve el Superagente 86?

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close