Written by 10:57 AM OPINIÓN, PORTADA

¿Porqué es momento de reducir la jornada laboral de 8 horas?

jornada laboral

La leyenda dice que fue una de las compañías icónicas del capitalismo, la Ford, la que estipuló la jornada laboral de 8 horas en 1914. Sin embargo, ya desde comienzos del 1900 varias otras empresas fueron homologando las 8 horas diarias en sus empleos. Oficialmente, en 1919, en una Conferencia de la Organización Mundial del Trabajo se acordó el “Convenio sobre las horas de trabajo” que oficializó las 8 horas diarias como base para la jornada laboral que hoy conocemos.

Han pasado 100 años y ha llegado la hora de repensar esto con total libertad. El mundo está viviendo momentos de mucha incertidumbre. Todas las semanas vemos noticias acerca de la pérdida de empleos en actividades tradicionales como el retail o el transporte, y aunque se crean empleos gracias a la tecnología todavía hay algunas dudas respecto a si la capacidad de creación de empleos alternativa no es más baja que la velocidad a la que los destruye. Por caso, en el comercio, Internet ha destruido unos 500.000 empleos y ha creado menos de 200.000.

Entre las propuestas que existen para mitigar el impacto de la robotización y la incorporación de la Inteligencia Artificial se habla de la implantación de una renta básica universal, la creación de un Megafondo de inversión estatal equity que financie – a cambio de acciones –  proyectos de emprendeurismo de toda la sociedad, impuestos específicos a las plataformas que administran los datos cuando adquieran un volumen significativo y hasta un impuesto a los robots y las máquinas entre otras decenas de ideas que están dando vueltas en el mundo en estos momentos. Entre todas estas ideas la de reducir la jornada laboral suena una de las más viables posibles.

Todas las semanas vemos noticias acerca de la pérdida de empleos en actividades tradicionales como el retail o el transporte, y aunque se crean empleos gracias a la tecnología todavía hay algunas dudas respecto a si la capacidad de creación de empleos alternativa no es más baja que la velocidad a la que los destruye. Por caso, en el comercio, Internet ha destruido unos 500.000 empleos y ha creado menos de 200.000.

Cuenta la leyenda que uno de los herederos de Ford mostraba al líder sindical su nueva línea de producción robotizada y que en forma de chiste le dijo: “Va a ser difícil que te paguen la cuota sindical”, a lo que el sindicalista contestó: “Tan difícil como que te compren un auto”. La historia puede o no ser cierta, lo importante es que en los orígenes de la decisión de Ford de acotar la jornada laboral a las 8 horas y de darle mejores sueldos a sus obreros estaba la generación del círculo virtuoso que hizo a la empresa Ford tan exitosa, es decir, la posibilidad de miles de obreros de ser capaces de comprar y usar un automóvil. El mercado de la clase media, fue el secreto del éxito del capitalismo.

Hace algunos meses, el sindicato metalúrgico alemán, IG Metall, uno de los más poderosos del mundo, pudo conseguir después de una larga lucha la incorporación de la posibilidad de trabajar 28 horas semanales para algunos de sus trabajadores.  El acuerdo dura dos años, pero servirá como experimento para rediscutir cuando se acabe el plazo. La tesis planteada por quiénes defienden la reducción de la jornada laboral es la siguiente: la jornada laboral, históricamente estuvo vinculada a la productividad que generaba. Es decir, un trabajador cobraba por una tarea específica. Si para cosechar un campo, se requieren tres jornadas, lo que se pagará es eso. A medida que la tecnificación permitió realizar el trabajo en menos tiempo, el capital y el trabajo compartían los avances. Es más, en un mundo en dónde cada vez queda más claro que los progresos de la humanidad son fruto del aporte que hacemos todos a la inteligencia colectiva, es justo que seamos todos los que nos apropiemos de los beneficios que esa inteligencia colectiva genera en la mejora de la productividad.

La historia puede o no ser cierta, lo importante es que en los orígenes de la decisión de Ford de acotar la jornada laboral a las 8 horas y de darle mejores sueldos a sus obreros estaba la generación del círculo vicioso que hizo a la empresa Ford tan exitosa, es decir, la posibilidad de miles de obreros capaces de comprar y usar un automóvil. El mercado de la clase media, fue el secreto del éxito del capitalismo.

En ese sentido, el avance de la productividad en estos últimos 100 años ha sido apropiado exclusivamente por el capital. Es decir, los trabajadores producimos más en menos tiempo, por lo que en un sentido producimos más cosas por el mismo dinero. Es hora de que la fuerza laboral empiece a discutir esto. Por otro lado, acortar la jornada laboral puede implicar la demanda de más trabajos y esto que los sueldos suban. Por otro lado, cada hora más de ocio que tiene la fuerza trabajadora en un país permite desarrollar las famosas industrias del ocio: más películas y series, más libros, más teatro, más deportes, más pelotas, más cientos de cosas que se vinculan al tiempo libre y que requerirán trabajadores que puedan absorber esta nueva demanda. Es decir, un círculo virtuoso acorde a la transformación que la economía está sufriendo en el paso de la clásica economía capitalista industrial a la postcapitalista de la información y el conocimiento.

Las ideas nuevas suelen generar polémicas. Bienvenidas las discusiones en un mundo que parece a veces, tan adormecido.

 

(Visited 31 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close