Written by 4:23 PM HOY, PORTADA

Robos de monopatines eléctricos obliga a recalcular en México DF

Robos de monopatines eléctricos

El robos de monopatines eléctricos ha obligado a repensar el servicio en la ciudad de México. A comienzos de agosto la empresa Grin – que también ofrece el servicio en Buenos Aires – retiró todos su monopatines de la ciudad mexicana, la plaza más grande que tiene en el mundo a causa de la gran cantidad de robos que venía sufriendo. Los aparatos cuentan con GPS y son perfectamente rastreables, lo que pareciera haber estado fallando en el caso de México era la respuesta por parte de las autoridades para recuperar los monopatines robados, una especie de protocolo que le de rapidez al recupero del monopatín robado. La empresa reinició el servicio la semana pasada aunque focalizada por ahora sólo en el barrio de Polanco.

En varias oportunidades nos hemos referido a la forma en la que estos aparatos están revolucionando la movilidad urbana y como, incluso Uber, los tenía – a través de Jump – en su plan estratégico. El crecimiento en las ciudades es exponencial. Básicamente sirven para transitar zonas peatonales a una mayor velocidad y causando una menor contaminación. De todas maneras todavía hay dudas acerca de su contribución a bajar la polución ambiental, la mayor parte de sus usuarios eran usuarios de transporte público, bicicletas o peatones que caminaban.

Los aparatos cuentan con GPS y son perfectamente rastreables, lo que pareciera haber estado fallando en el caso de México era la respuesta por parte de las autoridades para recuperar los monopatines robados, una especie de protocolo que le de rapidez al recupero del monopatín robado.

Si bien los artefactos tienen mecanismos de bloqueo en internet pueden conseguirse forma de desbloquearlos. El precio que las empresas pagan por cada uno de ellos ronda los 500 dólares, este precio no es al público ya que los artefactos son diseñados especialmente para las compañías, preparados para el uso intensivo, rastreadores de GPS y todas las particularidades de ser para alquiler urbano. En las redes los precios varían mucho, algunos dicen que están a 3500 pesos.

En Buenos Aires el ritmo es interesante, ya tienen unos 5000 usuarios registrados y rápidamente superaron los 30.000 viajes. El primer caso de robo se dio hace poco cuando dos individuos quisieron llevarse dos monopatines de la esquina de la Avenida Corrientes y Bulnes. La policía local rápidamente dio aviso y recuperó los aparatos. Si bien no hay cifras oficiales a nivel mundial – y las empresas se cuidan mucho de darlas – empresas como Scoop han revelado que un tercio de sus aparatos han sufrido algún tipo de vandalismo. Habrá que ver si se utilizan nuevos mecanismos de seguridad a fin de evitar los robos de monopatines eléctricos y poder seguir utilizando estas formas de movilidad urbana novedosas en el futuro.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , Last modified: 26 agosto, 2019
Close