Written by 5:39 PM HOY, PORTADA

Rusia se desconecta de Internet en busca de soberanía

rusia internet

Todos sabemos que si bien Internet nació en Estados Unidos no tiene una autoridad central y que las conexiones se basan en realidad en la confianza que toda la red tiene entre sí, más allá de los estados y las fronteras nacionales. El cúmulo de cables interoceánicos, satélites y fibra óptica que constituyen la infraestructura sobre la que corre la información no tiene nacionalidad sino que ya es casi un patrimonio de toda la humanidad. Sin embargo, Vladimir Putin tiene el interés de consolidar la independencia rusa, sobretodo en el caso de un conflicto con occidente.

Hace poco más de dos meses los legisladores rusos aprobaron una nueva legislación que exige a los proovedores de internet rusos una serie de medidas de seguridad técnicas destinadas a ser capaces de repeler cualquier tipo de ataque extranjero. Hace tiempo nos referimos al ciberespacio como un espacio más de la defensa además del mar, el aire y las fronteras terrestres. De hecho Estonia, el país más digital del mundo tuvo que especializarse en ciberseguridad después de haber sufrido un ataque, presumiblemente ruso, que dejó su adminstración pública – la más digitalizada del mundo – completamente fuera de combate.

El cúmulo de cables interoceánicos, satélites y fibra óptica que constituyen la infraestructura sobre la que corre la información no tiene nacionalidad sino que ya es casi un patrimonio de toda la humanidad. Sin embargo, Vladimir Putin tiene el interés de consolidar la independencia rusa, sobretodo en el caso de un conflicto con occidente.

Una de las voces principales en este tipo de iniciativas es German Klimenko un poderoso ex (?) asesor de Putin cuyas ideas el Premier suele escuchar con entusiasmo y atención. “Hay una alta probabilidad de ‘cambios tectónicos’ en nuestras relaciones con Occidente. Por lo tanto, nuestra tarea es ajustar el segmento ruso de internet para protegerlo de tales escenarios”, ha dicho Klimenko al respecto. El plan incluye desconexiones parciales de internet para ir probando la capacidad de sobreponerse a las vulnerabilidades. El proyecto también incluye la polémica capacidad de inspeccionar y eliminar contenidos del poderoso organismo de comunicaciones ruso, llamado Roskomnazor. Si bien no sería similar al gran Proxy Chino si habilitaría a Rusia a tener su propias direcciones DNS y la posibilidad de mantener funcionando una red estrictamente rusa a pesar de estar desconectados de todo el mundo entero.

Estonia, el país más digital del mundo tuvo que especializarse en ciberseguridad después de haber sufrido un ataque, presumiblemente ruso, que dejó su adminstración pública – la más digitalizada del mundo – completamente fuera de combate.

Uno de los objetivos es reducir el tráfico que se enruta en servidores extranjeros de un 50 % a apenas un 10 % en unos cinco años. En definitiva si algo tiene claro Rusia es que el ciberspacio es un territorio de guerra. Lo demuestra la historia reciente de influencia en elecciones a través de la red, pero también de hackeos como el protagonizado por el equipo de campaña de Hillary Clinton y otras cientos de acciones. El mito supone un ejército de hackers en grandes galpones de la Siberia, aunque es probable que el sistema de funcionamiento se parezca más acciones como las que lleva a cabo la misteriosa agencia que posee un amigo de Putin y que ha sido decisiva en el proceso electoral de Donald Trump. Si bien la fecha de la desconexión es un secreto de estado todavía se supone que se llevará a cabo antes del 1 de abril durante este mes que comienza, habrá que esperar a ver qué sucede cuando pase.

 

(Visited 7 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , Last modified: 4 julio, 2019
Close