Written by 11:21 AM FUTURO, HOY, PORTADA

Semana laboral de 4 días comenzará a probarse en España

semana laboral de 4 días

En una sorprendente decisión el gobierno español aceptó la propuesta presentada por el diputado de Más País Iñigo Errejón de implementar un experimento de semana laboral de 4 días – es decir de 32 horas semanales – en algunas pequeñas y medianas empresas con el objetivo de mensurar el impacto que una medida de este tipo puede tener en la economía del país. El piloto será llevado a cabo por unas 200 empresas Pymes de sectores como el telemarketing, la consultoría, la abogación y la computación aunque se espera también poder sumar otras actividades laborales más reacias a implementar este tipo de políticas como la gastronomía y la hotelería.

La última vez que el mundo discutió sobre la jornada laboral fue en el Tratado de Versalles en 1919 cuando se estableció la jornada laboral de 8 horas y 48 semanales. Hasta ese entonces acortar la jornada laboral era una forma de apropiar la ganancia que el aumento de productividad – gracias a la revolución industrial – por parte de los trabajadores en forma proporcional a los empresarios. Es decir, si antes se podía producir 1 bien en determinada cantidad de horas, al producir 2 la ganancia debía repartirse proporcionalmente, porque el costo de la hora trabajada generaba mayor plusvalía. Esto hace cien años que ya no se discute y la propuesta de Errejón va en esa línea, al menos en una primera experiencia pequeña evaluada por un comité de expertos que permita extraer conclusiones y en todo caso avanzar o desechar esa política pública en base a alguna evidencia.

El piloto será llevado a cabo por unas 200 empresas Pymes de sectores como el telemarketing, la consultoría, la abogación y la computación aunque se espera también poder sumar otras actividades laborales más reacias a implementar este tipo de políticas como la gastronomía y la hotelería.

Esta propuesta de una semana laboral de 4 días sigue la línea de algunas pruebas pilotos llevadas a cabo por empresas como Microsoft en Japón, o Unilever en Nueva Zelanda o sindicatos como IG Metall en Alemania y que están permitiendo reflexionar sobre el impacto positivo que una medida de estas características podría tener en la economía pero también en la sociedad. Algunos de los efectos esperados son una mejor distribución de los trabajos de cuidados y no remunerados, una mejor calidad de vida y sociabilidad, un menor impacto de contaminación al disminuir el uso del transporte y también una mejora de la productividad general de las empresas. El piloto será financiado con los fondos europeos y tendrá un presupuesto de unos 50 millones de euros, habrá que esperar al 2022 para tener los resultados y entonces sí poder discutir la conveniencia o no de esta política pública con los números sobre la mesa.

(Visited 265 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , Last modified: 3 febrero, 2021
Close