Written by 9:33 AM FUTURO, PORTADA

Los wearables van a cambiar tu vida en 5 años

wearables

El primer reloj pulsera fue creado en 1810, desde entonces vamos intentando ponernos cosas que además de bellas, sean útiles. A pesar de variados intentos en todos estos años, a partir del 2004 en la exposición CES en Las Vegas el concepto empezó a prender, primero lentamente y ahora – a partir del 2010- a una velocidad que atemoriza… ¿La principal razón? La internet de las cosas.

Es un hecho que en pocos años todas nuestras cosas estarán conectadas de alguna manera a internet. Ya lo vemos con la televisión, prácticamente sin darnos cuenta van quedando cada día menos televisores sin conexión a internet. Todas las proyecciones de la industria indican que en unos 5 años la utilización de los wearables se masificará. Primero: ¿Qué es un wearable? Es un dispositivo que “llevamos puesto”, puede ser una remera, unas zapatillas o un reloj o collar. Muchos suponen que es el primer paso para el destino definitivo: chips implantados en el cuerpo.

A pesar de variados intentos en todos estos años, a partir del 2004 en la exposición CES en Las Vegas el concepto empezó a prender, primero lentamente y ahora – a partir del 2010- a una velocidad que atemoriza… ¿La principal razón? La internet de las cosas.

Son varias las actividades humanas que esto cambiará de forma sustantiva. Esto implicará de alguna manera conectar nuestro cuerpo a la inteligencia colectiva. La primera actividad que lo asumió rápidamente fue la actividad deportiva. Los relojes como el Smart Watch de Apple que miden velocidades, ritmos cardíacos, analizan datos de actividad física fueron los más fáciles de usar. También hay zapatillas y remeras y pulseras que realizan actividades parecidas. Sin embargo, no es sólo el deporte quién está sufriendo cambios veloces. También las actividades laborales están modificándose, hace algunos meses Amazon causó polémica porque quiso poner unas pulseras a sus trabajadores con el fin de controlar la logística de los paquetes.

Otro dispositivo que es probable que veamos despegar de la mano de la realidad virtual son las gafas. Las primeras fueron lanzadas por Google y aunque tuvieron bastante repercusión no consiguieron prender  y la empresa las discontinuó: las Google Glass. Sin embargo con la excusa de la realidad aumentada cada vez son más los fabricantes que se suman al desafío de intermediar entre nuestra visión y el mundo enriqueciéndola.

Todas las proyecciones de la industria indican que en unos 5 años la utilización de los wearables se masificará. Primero: ¿Qué es un wearable? Es un dispositivo que “llevamos puesto”, puede ser una remera, unas zapatillas o un reloj o collar. Muchos suponen que es el primer paso para el destino definitivo: chips implantados en el cuerpo.

La industria textil y la moda es una de las que estamos esperando que explote. Prendas que se adaptan automáticamente o que refrigeran o calefaccionan al portador de la prenda según la temperatura ambiente. Ropas que cambien de color según la ocasión o el momento del día o que permitan a través de sus placas de energía solar cargar celulares u otros dispositivos. La investigación no tiene límites.

Aunque es en la medicina en dónde se esperan los avances más importantes. Ya estamos viendo progresos decisivos: chupetes o vestidos de bebé que avisan a los padres en sus celulares la presencia de fiebre, pulseras que miden el ritmo cardíaco manteniendo personas con riesgo informadas de sus movimientos, la posibilidad de medir signos vitales y procesar esos datos con inteligencia artificial, medidores de glucosa en sangre para cuidar diabéticos… El mundo de la medicina cambiará para siempre de la mano de esta tecnología.

Algunas de estas cosas parecen todavía ciencia ficción, sin embargo, el ritmo de adopción de las nuevas tecnologías se acelera a velocidades inusitadas. Basta recordar que los televisores inteligentes comenzaran a promoverse en la feria CES de las Vegas en el año 2011.

 

(Visited 2 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , , , , Last modified: 29 noviembre, 2018
Close